miércoles, 18 de abril de 2018

El primer baño del bebé ♥


Hace unos días tuvimos la oportunidad de disfrutar de un evento en el agua de la mano de Stokke y Lenoarmi. A Mateo y a mi nos encantan las clases de natación para bebés a las que acudimos cada semana y ese momento tan especial, lo recordamos todas las noches en casa cuando llega la hora del baño.

En el evento, el equipo de Stokke nos presentó las últimas novedades de la marca noruega. El objetivo de todo el mobiliario y equipamiento para niños de Stokke es promover la conexión entre padres e hijos, asegurando un desarrollo saludable para nuestros niños.

En esta ocasión se presentaban dos novedades que nos han gustado muchísimo: los nuevos colores de la Stokke FlexiBath y los nuevos juguetes Stokke Flexi Bath. Y aprovechamos para hablar sobre la relación de los niños con el agua y el primer baño del bebé.



Cuando me quedé embarazada, una de las primeras cosas que compramos para nuestro bebé fue precisamente la bañera plegable Flexi Bath y su soporte para recién nacidos.  En casa solo tenemos ducha y gracias a la Flexi Bath esto no supone una dificultad a la hora de bañar a Mateo. Desde los primeros días de nacimiento hemos utilizado la bañera con agua templada para relajarnos, chapotear y jugar juntos.


Pero te preguntarás, ¿Qué tiene de especial esta bañera para bebés que no tenga otras? La Stokke Flexi Bath ha sido galardonada internacionalmente. Puedes utilizarla desde recién nacido y hasta los cuatro años. Es una bañera compacta y muy ligera apta para hogares con poco espacio o incluso para llevar de viaje. Cuando el bebé es un recién nacido, la bañera debe utilizarse con un soporte diseñado para ajustarse a la forma del cuerpo del bebé para que éste tenga la sensación de estar apoyado en un brazo firme y seguro a la hora del baño.

En ocasiones, a los padres primerizos nos aterra la hora de bañar a nuestro bebé, tan pequeñito, tan frágil e indefenso. Pero te puedo asegurar, que con la Flexi Bath te sentirás muy cómodo y conseguirás conectar con tu bebé en este momento tan especial.

La bañera de bebé es uno de los imprescindibles que disfrutarás desde los primeros días de vida. Resulta genial ver la familiaridad del bebé con el agua. Eso sí, es muy importante que los padres preparemos un entorno adecuado a la hora de bañarlos. Elegir la temperatura correcta del agua (entre 34 y 36 grados) y del ambiente; disponer de todo lo que vamos a necesitar como toalla, pañal, ropita, etc. Estos primeros baños del bebé son muy importantes porque los hábitos que adquieran en estos primeros contactos marcarán su adaptación a la piscina, el mar y a su relación con el agua.

Se recomienda que el primer baño del bebé se haga sin jabón ya que se tratará de una primera adaptación. Debemos bañarle con muchísima suavidad y sin perder en ningún momento el contacto visual, explicándole paso a paso lo que estamos haciendo. Es importante actuar con seguridad y colocar una mano detrás de la cabecita y otra mano detrás del cuele (esta segunda podremos liberarla cuando el bebé esté relajado). Unos 10 minutos serán suficientes para este primer baño. Ya verás como el segundo baño y los posteriores son más relajados para ambos y podréis disfrutarlo juntos.


¿Sabías que hay dos tipos de baños del bebé? El primero, el "baño higiénico" cuya única finalidad es la higiene y otro que se llama "baño estimulante" cuya finalidad es que el bebé juegue, se divierta, se relaje y se familiarice con el medio acuático, en este baño no se aconseja utilizar jabón y debe practicarse independientemente del higiénico.

Noemí Suriol, fisioterapeuta de Lenoarmi, nos explicó en el evento cómo conseguir que nuestros niños se desarrollen en el agua de manera saludable: jugando desde fuera de la bañera con agua, jugar desde dentro de la bañera con agua y además entrando desde una corta edad en la piscina. (Te dejo en enlace al post que escrbí con consejos para la primera vezdel bebé en la piscina). Esta forma tan interesante de que el bebé se sienta seguro con y dentro del agua se ve favorecida con los nuevos juguetes de Stokke Flexi Bath.

La colección de tazas de juguete de distintos colores y tamaños que presenta Stokke son muy sencillas pero totalmente divertidas. Son suaves y agradables al tacto, permiten que los niños viertan el agua de diferentes maneras y son apilables por lo que ocupan muy poco espacio. No sólo me parece ideales para la hora del baño sino que también para llevar a la playa y a la piscina. Este tipo de juegos no solo estimulan los sentidos, sino que además ayudan a desarrollar las habilidades motoras de los bebés. Como nos recomendó Noemí: “Jugar dentro y fuera del agua con estas tazas y también en la piscina”.

A continuación te dejo el vídeo de resumen del evento en el que podrás ver lo bien que lo pasaron los peques (y también las mamis) en el agua:



Y tú, ¿Disfrutas de los momentos en el agua con tu bebé? ¿Conocías la bañera Flexi Bath de Stokke?


Muchas gracias a Stokke y Lenoarmi por contar con nosotros para esta experiencia inolvidable juntos.