viernes, 12 de enero de 2018

Consejos para elegir cuna de viaje ♥



Viajar con un bebé es un todo reto. Hacer las maletas del bebé sin dejarse nada es casi misión imposible: llevar el cochecito, pañales, ropa de bebé, lo necesario para su alimentación, juguetes, la silla de auto y, cómo no, la cuna de viaje.

A nosotros nos encanta viajar y conocer mundo. Pero además, por motivos familiares a menudo tenemos que viajar en avión y también viajar en coche. En estos 8 meses de vida de nuestro bebé hemos ido aprendiendo a base de prueba y error cómo hacer de los viajes con bebés algo llevadero y estimulante. Tenemos ganas de seguir viajando y siempre estamos planeando el próximo destino. 

En el post de hoy quiero contarte mi experiencia a la hora de elegir la cuna de viaje para nuestro bebé:


¿Por qué comprar una cuna de viaje?

·     Tu bebé tendrá un lugar cómodo y seguro donde dormir viajes donde viajes. Ya sea a casa de tu familia, de unos amigos, una escapada rural o un viaje internacional. Llevar tu cuna de viaje te ahorrará muchos quebraderos de cabeza. En los viajes que hicimos cuando todavía no teníamos la cuna de viaje nos habían facilitado cunas en hoteles y hasta en el ferry, pero he de admitir que al final nunca las usaba porque me da cierto reparo y además siempre suelen ser de dimensiones desproporcionadas.

·     Puedes utilizar tu cuna de viaje como parque infantil. Si dentro de tus necesidades entra la de tener un pequeño parque en casa para dejar a tu bebé jugando en momentos puntuales, hacerte con una cuna de viaje es una excelente idea ya que puedes darle este doble uso y ahorrar dinero y espacio.

·     Las cunas de viaje tienen una vida útil larga. No será como otros productos que se quedan sin uso con los meses. La mayoría de cunas de viaje pueden usarse hasta los 3 o 4 años lo que te garantiza el descanso de tu peque fuera de casa durante un buen período de tiempo.

 




¿Qué cuna de viaje hemos elegido?

Hemos apostado por la cuna de viaje portátil traveller de Phil & Teds. Estamos encantados con la calidad y versatilidad de esta marca neozelandesa. Te cuento por qué motivos la hemos elegido:

·     Es una cuna de viaje compacta y ligera. Nos sorprendió que pesa sólo 2.8 kg ¡Bastante menos que nuestro bebé! El resto de cunas que vimos no bajaba de siete u ocho kilos en los mejores casos. Al ser tan compacta cabe perfectamente a la hora de viajar (en el maletero, en la maleta o en la bolsa universal junto con el cochecito) y también a la hora de guardarla en casa en cualquier armario o debajo de la cama.

·     Es una cuna de viaje fácil de montar y transportar. Se presenta desmontada dentro de una práctica bolsa de viaje. En pocos minutos, siguiendo las instrucciones tendrás la cuna lista para ser usada.

·     La cuna traveller incluye un colchón térmicamente aislado y que puedes inflar tú mismo. También incluye su propia sabana bajera en color blanco, muy suave y libre de sustancias nocivas para tu bebé.

·     Puedes utilizar la cuna traveller como parque de juegos tanto dentro de casa como fuera. Para verano, puedes hacerte con un accesorio adicional (protector de malla) que proporciona sombra protegiendo del sol a tu bebé.

·     La cuna de viaje tiene una cremallera lateral que te permite abrirla cuando la usas como parque facilitando la autonomía del bebé que puede desplazarse fuera de ella si así lo desea.

·     Es una cuna de viaje estable y segura.  Tu bebé estará completamente seguro en ella ya que cuenta con una malla completamente transpirable y el certificado de seguridad global.


 



Nosotros estrenamos nuestra cuna traveller las pasadas navidades en casa de mis padres. Para el viaje en avión pudimos meterla dentro de nuestra bolsa universal que llevamos para proteger el cochechito que dejamos en la puerta del avión en el embarque.

Una vez en casa de mis padres pudimos disfrutar de los diferentes usos de la cuna de viaje: en el dormitorio a la hora de dormir, en el salón para jugar y descansar y también la bajamos al jardín para jugar.

De vuelta a casa, ya la estamos aprovechando como parque en el salón para momentos puntuales. Y cuando llegue el verano estoy segura que le sacaremos mucho partido cuando bajemos a la piscina.





¡Muchas gracias a Phil & Teds por su colaboración y por hacernos los viajes más cómodos con sus artículos!