miércoles, 20 de diciembre de 2017

Alimentación Complementaria 6 meses ♥


En el post de hoy quiero compartir nuestra experiencia este primer mes de alimentación complementaria. Siguiendo las recomendaciones de la OMS, nuestro bebé recibió lactancia exclusiva durante sus seis primeros meses de vida (lactancia mixta en nuestro caso, priorizando siempre la lactancia materna). Al cumplir los 6 meses me asaltaron un mar de dudas sobre alimentación de bebés. Todo  lo nuevo asusta pero luego es más fácil de lo que parece.

Antes de empezar con la alimentación complementaria me documenté bastante. Te cuento en qué vídeos, libros y documentos encontré información útil:

Conferencia  de Carlos González sobre la Introducción a la alimentación Complementaria. Haz click aquí para ver el vídeo. Me lo recomendaron varias seguidoras de Instagram y me gustó y ayudó muchísimo. ¡Gracias!

Recomendaciones para la alimentación en la primera infancia (de 0 a 3 años). Documento de la Agencia de Salud Pública de la Generalitat de Cataluña. Es un dossier muy completo y actualizado con recomendaciones coherentes y prácticas. Me lo recomendaron muchas personas y yo te lo recomiendo a ti. Puedes descargar el pdf aquí.

Starting to spoonfeed your baby. Dossier en inglés de la Unidad de Promoción de la Salud de Irlanda. Es el documento que cita repetidamente Carlos González en la conferencia que te he recomendado antes. Me encanta este documento porque es sencillo, gráfico y se ajusta mucho a mi modo de entender la alimentación de los bebés. Puedes consultarlo aquí.

Libros recomendados sobre alimentación infantil:

Mi niño no me come de Carlos González


Si quieres saber cuándo empezar a dar de comer a tu bebé alimentos que no sean leche, cómo hacer, qué método elegir (el método tradicional o baby led weaning) y resolver todas tus dudas sobre alimentación complementaria, te aconsejo que empieces por las fuentes que he citado antes ya que es donde mejor instrucción encontrarás.



Yo te voy a contar nuestra experiencia a partir de todo lo que aprendí buscando información. Mi intención era iniciar a mi bebé exclusivamente con Baby Led Weaning (BLW) ya que estoy totalmente de acuerdo con su filosofía. Empezamos dándole trozos y la acogida fue buena pero he de confesar que pasaba mucho miedo de que se atragantara o que en un descuido tuviésemos un susto. Es un método que te invito a descubrir y a poner en práctica pero que yo he tenido que adaptar a nuestro día a día.

Decidimos, entonces, combinar ambos métodos: BLW y tradicional (papillas). ¿Cómo lo hacemos? Generalmente cuando voy a preparar una papilla (ya sea de fruta o verdura) ofrezco a mi bebé los alimentos que voy a utilizar en trozos para que él pueda experimentar, tocar, jugar y comer (si así lo decide). Después de un rato le ofrezco la papilla con los alimentos que toquen ese día. Es importante mencionar que priorizo la lactancia materna y sólo después de ofrecerle pecho le ofrezco los alimentos complementarios permitiendo que él decida cuánto quiere comer. No me gusta obligarle a que se acabe el plato (ni a nada). Este primer mes nos ha funcionado muy bien este tándem: LM, BLW, papillas. Estamos muy contentos con la relación que nuestro bebé está desarrollando con la comida.



Algunos apuntes y curiosidades: Puede parecer obvio pero como mamá primeriza he ido notando ciertas cosas en relación con este nuevo proceso. Por ejemplo, cuando ha estado con gripe, mocos o tos ha rechazado la comida eligiendo únicamente leche materna. Nuestro bebé come la fruta con muchas ganas, de igual modo a aceptado muy bien el pollo y la ternera. En cuanto al BLW al principio me volvía loca con el tema de los trozos hasta que descubrí que los trozos deben ser bien grandes (para facilitar que los coja) y siempre blanditos (para facilitar que los coma). Uno de los grandes inventos que he descubierto este mes es el babero y protector de trona Tidy Tot una suerte de nave espacial que ayuda a proteger la ropita del bebé, la mesa, la trona, el suelo. Gracias a ella los trozos y la comida en general no acaban pringándolo todo. Nosotros lo cogimos en Amazon, una compra muy útil.


Aunque toda la información que necesitas está en las fuentes que mencioné al principio, otra pauta que he respetado mucho es la de ir introduciendo los alimentos uno a uno, cada uno durante tres días para descartar alergias e intolerancias. Este es el primer mes de alimentación complementaria por lo que aún nos quedan muchos alimentos por introducir. De momento estos son los que le hemos ofrecido con éxito: plátano, naranja, pera, manzana, mandarina, calabaza, zanahoria, calabacín, judías verdes, brócoli, patata, puerro, ternera y pollo.




Como te habrás fijado, este post está ilustrado con imágenes del robot de cocina infantil Nutribaby + de Babymoov. Es el robot que he elegido para preparar la comida de mi bebé y ojalá hubiese empezado a utilizarlo antes porque no sólo sirve para cocinar. Con la Nutribaby puedes esterilizar y calentar biberones, calentar potitos, descongelar alimentos, cocinar al vapor y procesar los alimentos para poder ofrecérselos a modo de papilla a tu bebé. Cuando empezamos con las papillas comencé a prepararlo con nuestro robot de cocina, que es fantástico, pero me resultaba muy pesado primero hacer los alimentos al vapor, luego procesarlo, después limpiar,... Me llevaba mucho tiempo que es precisamente lo que no tengo.

Lo que me gusta de la Nutibaby + es que puedes preparar los alimentos al vapor de modo sencillo y rápido y a la vez procesarlo para preparar las papillas para el bebé. Lo que suelo hacer es reservar una parte de los alimentos al vapor para los mayores y para ofrecerlo a modo BLW y el resto procesarlo para dárselo al bebé. Como consejo, cuando prepares las papillas podrás separar en al menos tres recipientes para otras comidas. Puedes congelarlas y así utilizarlas cuando vayas sin tiempo. Otra de las funcionalidades de la Nutribaby + es la de descongelar potitos; será cuestión de segundos coger el recipiente del congelador, introducirlo sin tapa en el robot y dárselo a tu bebé.

Ahora que tenemos la Nutribaby + también la utilizo para esterilizar los biberones y los chupetes. Es muy práctico calentar el agua para el biberón en el mismo robot. Estoy ahorrando muchísimo tiempo gracias a este invento de Babymoov. He visto que en Amazon puedes pedirla, te dejo en enlace aquí. Puedes aprovechar el pedido para coger alguno de los libros, el babero protector de trona que te recomendé antes y el procesador de alimentos. Palabra de mami que estarás muy satisfecha con todo, a mi me ha simplificado la vida bastante.



Como último consejo, quiero hablarte de la aplicación Recetas para bebes de Babymoov. Yo me la descargué en el móvil y en la tablet y la utilizo mucho. Me gusta porque presenta las recetas por edad, por alimento y también hay recetas para mamás. Además, si introduces los datos de tu bebé, la app te recomienda recetas personalizadas para él según su edad. Nosotros ya hemos probado varias con éxito.




Para terminar, darte mucho ánimo en esta nueva etapa. De verdad, las primeras semanas me sentía muy perdida y que no iba a conseguirlo pero ya ha pasado un mes y todo va sobre ruedas. Desde que nació mi bebé me propuse tomármelo todo con mucha calma y filosofía. Las cosas nunca son negras o blancas, siempre hay que saber encontrar un equilibrio.


Los padres siempre queremos lo mejor para nuestros hijos pero no hemos nacido sabiendo ser papás. De modo que hay que ir aprendiendo poco a poco y no obsesionarse o frustrarse si las cosas no salen como lo habías planeado. Mi intención es dar a mi hijo alimentos frescos y naturales evitando procesados pero no me llevaré las manos a la cabeza si en ocasiones tengo que ofrecerle potitos (de hecho ya los ha probado). Igual que me ocurrió con la lactancia, mi intención era ofrecerle lactancia materna exclusiva pero tuve que darle un refuerzo de fórmula y gracias a Dios está sano y fuerte. Coherencia, equilibrio y corazón.  ¡Estoy segura de que lo estás haciendo muy bien!