lunes, 3 de julio de 2017

Spa para bebés en Baby Spa Madrid ♥



Hoy quiero contarte mi experiencia en Baby Spa Madrid. ¿Un Spa para bebés? Puede resultar increíble pero es una realidad y, ¡Es genial!

Tenía muchas ganas de llevar a Mateo al Spa para bebés. Varias amigas con bebés me lo habían recomendado y quería vivirlo en primera persona.

Reservamos nuestra cita y llegó el día. No sabía muy bien si Mateo disfrutaría de la experiencia y, obviamente, eso era lo más importante.


Baby Spa Madrid está muy céntrico en el corazón de la Calle Almagro muy cerquita de la Castellana y Alonso Martínez. Si vas con cochecito de bebé debes saber que necesitarás ayuda pues hay escaleras al entrar. Si lo solicitas, las chicas del Spa te ayudan. Nosotros llevamos a Mateo con la mochila porta bebés para no tener que preocuparnos por la logística.



Al llegar a Baby Spa, te rodea una atmósfera relajante y muy especial. Las chicas te invitan a descalzarte y a esperar tu turno en una salita preciosa con sofás, sillones, una cuna, todo decorado con mucho gusto y con nanas como música de fondo.

Baby Spa está recomendado desde la primera semana de vida y hasta los 6 meses. Nosotros llevamos a Mateo con mes y medio de vida. Al no tener aún las vacunas, le asignaron una bañera individual de agua purificada. Si tú bebé ya ha sido vacunando podrá disfrutar de una bañera de mayor tamaño que se esteriliza con rayos ultravioletas para que tu bebé esté siempre protegido.


La sesión de Spa comienza en el agua. El bebé disfruta de 15 a 30 minutos en el agua con un original flotador que se acopla al cuello. No te preocupes, ¡no hace daño! Se trata de los Bubby®  unos flotadores especiales patentados por la UE que permiten que el bebé este cómodo y seguro. Su cabecita queda apoyada y el resto del cuerpo queda libre para que el bebé se pueda mover en el agua y disfrutar como si estuviese aún en la panza de mamá.

Para nuestra alegría a Mateo le encantó la experiencia. Ni una lagrima ni pucheritos... Sorpresa, emoción y alegría en su rostro. No paraba de mover sus piernas y brazos impulsándose de un lado a otro de la bañerita. 

Pero, ¿Qué beneficios tiene el spa para bebés?
Esta técnica procede de Sudáfrica y ofrece a nuestros bebés todo tipo de beneficios físicos pero también emocionales. Se trata de toda una experiencia sensorial para tu bebé que le ayudará a desarrollar su cerebro y sus músculos con su uso continuo. El tiempo que tu bebé pase en el agua le ayudará a mejorar su equilibrio y coordinación lo que viene genial a la hora de aprender a gatear, caminar y nadar. Investigando he descubierto un montón de beneficios más para su salud y bienestar.

¿Y los papis? ¡A nosotros se nos caía la babá! Emocionados al ver a nuestro pequeñín tan feliz. El ambiente, la música... ¡Es toda una experiencia!



Después del agua llega el turno del masaje. Fue muy divertido ver a Mateo disfrutar del masaje como un señor y relajarse a fondo después del baño. El masaje lo dan con aceites de semilla de uva de origen Sudafricano que hidrata y suaviza la piel del bebé. Mateo disfrutó de diferentes ejercicios para desarrollar su fuerza y flexibilidad. Si tú bebé es algo mayor que Mateo, además del masaje las chicas de Baby Spa se estimulan sus sentidos haciéndolo aún más divertido.


Lo cierto es que Julio y yo nos quedamos encantados con la experiencia y Mateo súper relajado y feliz. Repetiremos seguro cuando volvamos a Madrid. ¡Espero que sea pronto!

¿Qué te parece esta experiencia de Spa para bebés? ¿Habías oído hablar de este planazo? ¿Qué otros planes recomiendas para bebés?

Te dejo los datos del Spa al que llevamos a Mateo por si quieres cotillear:
C/Almagro, 30, Bajo Derecha,
Madrid


¡Hasta la próxima!

GuardarGuardar