martes, 4 de julio de 2017

De paseo con Phil & Teds mod ♥




Cuando Phil&Teds me propuso poder probar su nuevo cochecito de paseo, el modelo Mod, me encantó la idea de poder contar en el blog mi experiencia y disfrutar paseando con Mateo por Barcelona a la vez. Como mamá primeriza voy muy perdida en todo lo que se refiere a cochecitos y, aunque ya empiezo a ponerme al día, toda ayuda es bienvenida a la hora de elegir el carro con el que salir a pasear con mi bebé. Sin duda, pasear es una de las actividades que más estoy disfrutando desde que nació Mateo y, realmente, es una suerte vivir tan cerquita del mar por lo que siempre que puedo intento escaparme a pasear por la playa. Estoy segura que cuando Mateo crezca lo disfrutará igual o, incluso, más que yo.




Recibí mi cochecito Mod unos meses antes de nacer Mateo y lo primero que me sorprendió fue lo fácil que resultaba montarlo (gracias a la inestimable ayuda de mi marido, todo sea dicho). Otra de las cosas que más me gustaron fue la posibilidad de convertir el mismo capazo para recién nacido en silla de paseo a partir de los 6 meses y ¡hasta los 4 años! Había visto otros cochecitos en los que el capazo va aparte de la sillita, por lo que me pareció genial poder utilizar el mismo coche sin tener que comprar por separado nuevos accesorios. Además, el capazo se puede utilizar en posición tumbada fuera del carrito a modo de cuco o incluso cuna de viaje en los primeros meses del bebé. Lo que me pareció fantástico ya que yo viajo muchísimo y en los viajes hay que ser lo más prácticos posible. Y te puedo asegurar que el Mod se pliega fácilmente y ocupa poco espacio (otro de las grandes cuestiones con esto de los cochecitos).


Una de las cosas que más me llamaron la atención del cochecito Mod es su diseño y su estampado, muy moderno y divertido. Mi modelo de carrito en concreto es el abstract, que como ves, hace gala de figuras geométricas en colores vivos y muy urbanos. Pero también disponen de otros tres colores: el noir, más elegante y discreto; el zest, llamativo y alegre; y el capri, que me encanta por la energía que trasmite. Los estampados están inspirados en el movimiento de arte modernista clásico con un toque moderno, ideal para los papis urbanos que no quieren ser iguales a los demás.


Al salir a pasear con el cochecito Mod pude comprar lo manejable que es y lo práctico que resulta llevarlo por la ciudad y por la playa. Yo suelo ser bastante despistada y por eso me encanta su freno de mano (cada semáforo lo pongo, por las dudas). Otra cosa que ayuda mucho al pasear por la ciudad es su sistema sube bordillos ya que el cochecito tiene su centro de gravedad más bajo para que subir y bajar bordillos resulte más sencillo. Otra cosa que me resulta muy útil es la cesta inferior ya que es bastante espaciosa y puedes llevar lo que necesites. En este caso yo llevaba el cambiador con los pañales y las toallitas. Pero es genial para llevar las bolsas de la compra para no ir tan cargada y más adelante todos los juguetes de Mateo.

Todavía nos queda mucho por recorrer juntos con el cochecito Mod de Phil & Teds. De momento quiero disfrutar al máximo que Mateo es un bebé pequeñito que va en el capazo pero ya puedo imaginarme los paseos con él en  la sillita mirando al frente y descubriendo mundo. Prometo ir contando poco a poco nuestra experiencia y seguir compartiendo paseos tan bonitos como este.

¡Hasta la próxima!