miércoles, 23 de julio de 2014

Presentación de Heineken Open your city en Barcelona


Ayer tuve el privilegio de asistir a la presentación de Heineken Open your City en la terraza del hotel Meliá Barcelona Sky.

Heineken nos tiene acostumbrados a grandes eventos y esta no fue la excepción. Un marco idóneo en una de las terrazas de moda de Barcelona con vistas privilegiadas de la ciudad, una catering delicioso acompañado de botellines bien fresquitos de la nueva edición limitada Cities of the world que ha lanzado Heineken con las 6 top cities del mundo: Nueva York, Shangai, Amsterdam, Berlín, Londres y Río de Janeiro.
Una de las botellas de la edición limitada: BERLIN, el que será nuestro próximo destino :)
En el evento pudimos descubrir la original iniciativa de Heineken Open Your City que funciona como guía interactiva para acceder a los mejores planes de casa ciudad. Así, todos los usuarios pueden recomendar a tiempo real planes, momentos y lugares en sus ciudades para que otros puedan disfrutar de ellos a través de @WhereNext #OpenYourCity 

Con mi amiga Marta, blogger en Miss Hérisson.
 A partir de ahora ya no hay excusas para quedarse en casa, Heineken nos lo pone fácil para acceder a lo mejor de cada ciudad. Estés dónde estés encuentra todos los mejores planes de moda, música, arte, gastronomía, fotografía... recomendados por los mejores expertos podrás encontrarlos en la web Open Your City de Heineken

Con Marta y Nathalie.

  
Le Pool Terrace del hotel Meliá Barcelona Sky se tiñó de verde para acoger el evento. Esta espectacular terraza se sitúa en la sexta planta del hotel y cuenta con una original piscina y un amplio espacio donde pudimos disfrutar del cóctel y la presentación de Open Your City con la actuación especial del ilusionista Yunke.


Con noches como estas... ¿Cómo no amar Barcelona?
#ILoveBcn


Os dejo con el nuevo spot de la saga Legends de Heineken llamado The City que recuerda que toda gran ciudad ofrece un sinfín de aventuras bajo sus altos edificios, sus calles y sus luces de neón:




Besos,

Ale Samaniego