martes, 18 de septiembre de 2012

La Vie en Blanc + Feng Shui en el dormitorio

 
Siempre quise tener un dormitorio blanco y en éstos días estoy inspirándome para empezar a decorarlo...
 



El color blanco representa la pureza, aporta paz y confort. Personalmente, me sugiere optimismo, perfección, luz, bondad. Además, es un color que induce al descanso y al sosiego, precisamente lo que busco para mi dormitorio.

 
Otra de las premisas a la hora de rediseñar mi habitación es seguir los consejos del Feng Shui. Se trata del sistema chino que nos ayuda a vivir en armonía con los elementos y las fuerzas naturales de la tierra.
 
 
Según el Feng Shui, los colores de las paredes deben ser suaves y las alfombras deben ser de colores claros para poder mezclarse con los demás elementos del dormitorio. Las sábanas, fundas, mantas y almohadas también deben respetar dicha tonalidad evitando colores fuertes.
 
 
La orientación de la cama es uno de los aspectos principales. Según el Feng Shui, debe estar colocada de tal forma que la cabeza o los pies nunca estén mirando a la puerta. Nada debe colgar encima de la cama y tampoco deben haber trastos por debajo (éste último punto lo veo misión imposible). Se debe intentar no dormir debajo de una ventana, si es inevitable, ésta debe llevar una cortina. Por último, es importante contar con un cabecero ya que aporta sensación de seguirdad.
 
 
 
 
Para el Feng Shui, es muy importante el uso del dormitorio. Según éste sistema, debe utilizarse sólo para dormir o hacer el amor. Debemos prescindir de aparatos eléctricos (no a televisores, equipos de música y mucho menos aparatos para hacer ejercicio). Prohibida la presencia de ordenadores (¡Tampoco Ipads!) y de cualquier objeto relacionado al trabajo que pueda interferir con el sueño y el descanso.
 
 
 
 
En cuanto a la decoración, no se deben colocar dos espejos uno enfrente de otro porque se creará energía negativa en el espacio entre ellos. Se debe evitar las luces fuertes, optando por luces tenues con pantallas suaves que emiten paz y tranquilidad. La habitación debe estar siempre ordenada, el desorden está totalmente en contra de los principios del Feng Shui.
 
Parece difícil cumplir todas estas directrices pero, al fin y al cabo, lo importante es que cada uno encuentre en su dormitorio su propio terreno: ése pedacito de cielo en la tierra alejado del mundanal ruido en donde descansar y reponer energías para afrontar cada día con alegría y positividad.
 
 

4 comentarios:

  1. A mí también me encanta la decoración en blanco, para el dormitorio y para el resto de la casa, da tanta luminosidad y sensación de limpieza...Lo del Feng Shui lo veo bastante complicado, conozco a poquísima gente que no tenga una lámpara colgada cerca de la cama, y los que tenemos canapé para optimizar el espacio somos legión...Pero como bien dices, lo importante es que te sientas a gusto en tu espacio más personal e íntimo. ¡Besos guapa!

    ResponderEliminar
  2. Es inevitable tener cosas debajo de la cama!! Sobre todo nosotras... cajas y cajas de bolsos y zapatos!! jeje intentaremos que nuestra versión occidentalizada del feng shui sea lo más cuidada posible! besos Mónica!

    ResponderEliminar
  3. Hay que tratar de no acumular cosas en ningun lado,ni abajo ni a los costados,ni arriba,esto estanca la energia,que en vez de fluir se pudre,y nos afecta directamente,las luces tienen que estar al costado de la cabeza,no por encima,y con el blanco tengan cuidado,si viven solas estara muy bien,pero si tienen pareja den por sentado que solo blanco apagara la libido de los dos,para mantener una intimidad buena y constante,hay que poner tonos que levanten el ambiente con detalles en rojo,naranja,ej:pares de almohadones,sabanas rojas,algunas velas,decorativas y/o aromaticas en estos colores,etc...a usar la imaginacion!

    ResponderEliminar