martes, 3 de enero de 2012

Año Nuevo, Hábitos Nuevos


Año Nuevo, Propósitos Nuevos... Una serie de cambios y mejoras para nuestra vida, que como todos sabemos, al final se quedan en eso... en buenos propósitos que nunca duran y a duras penas se cumplen.

2012 promete ser un gran año, pero todo depende de lo que nosotros hagamos para que así sea. Por eso, este año nada de propósitos que se quedan olvidados en un papel... 2012 será el año de adoptar nuevos hábitos.

Año Nuevo, Hábitos Nuevos

Pero, ¿por qué hábitos nuevos y no propósitos de año nuevo?
Durante 2011 he experimentado como la implantación de nuevos hábitos en mi vida se traducían en resultados más que satisfactorios.

La única forma de cambiar tu vida es implementado nuevos hábitos que se queden en tu rutina diaria para siempre.

Por lo general, estos nuevos hábitos tienen una meta común: un estilo de vida más saludable. Comencemos la casa por el tejado y tengamos claro que no perseguimos resultados a corto plazo, sino cambiar nuestros hábitos y conseguir resultados que aumenten nuestro bienestar a largo plazo.

El cambio de hábitos lleva tiempo. Así que lo más sensato es ir paso a paso y adoptar un hábito a la vez. Según uno de mis autores preferidos, Robin Sharma, son necesarios tan sólo 21 días para implantar un hábito en nuestra rutina diaria. De modo que si tenemos 12 meses por delante, al finalizar 2012 con un poco de fuerza de voluntad habremos adoptado 12 nuevos hábitos saludables. Y creedme, los buenos hábitos se notan: mejor humor, mejor salud, mejor físico...

Si crees que no tienes la paciencia suficiente para asumir un nuevo hábito por mes, o para disfrutar de tu nuevos hábitos en lugar de obtener resultados rápidos... deja de leer ahora.


Si por el contrario, te apuntas a los buenos hábitos, ¡comencemos!
¿Por dónde empezar?

En 2011 yo empecé por el hábito de ir al gimnasio todos los días. Mucha gente me dice que "no tiene tiempo", pero yo siempre respondo que todos somos capaces de administrar nuestro tiempo de manera que podamos hacer aquellas cosas que son prioridades para nosotros ¡Menos Facebook y más gym! ;)

En poco tiempo ir al gimnasio se convirtió en parte de mi rutina, e ir a spinning se convirtió en mi hora preferida del día.

Otro de los hábitos que implementé en mi rutina durante 2011 fue acudir a Bikram Yoga. Al principio fue duro, pero a pesar del esfuerzo físico, económico y "de agenda", Bikram Yoga cambió mi vida para siempre, y al igual que me paso con mi clase de Spinning, no sólo es un nuevo hábito saludable de mi rutina, sino que además estoy deseando ir a clase.

He de admitir que dos nuevos hábitos chocaron entre sí y estoy ingeniando una estrategia para compaginar: mis trabajos, mis compromisos, mis clases de spinning y también las de Bikram Yoga... veremos que tal se me da en 2012... ¡Sigo creyendo que hay tiempo para todo y más!

Una Nueva Vida más Saludable

Volviendo a lo que nos importa... ¿Qué nuevos hábitos saludables podemos adoptar este nuevo año? He aquí algunas ideas (quizá ya tengas muchos de ellos, ¡bien!)...
  • Hacer ejercicio todos los días. Hacer ejercicio es divertido, te hace sentir bien, ¡te hace ver mejor!
  • Beber agua en lugar de refrescos. Beber agua, mucha agua purifica ¡y se nota!
  • Reemplazar la comida basura por verduras (esta es de las que me más me cuesta... ¡fuerza de voluntad!).
  • Comer frutas o frutos secos para picar en lugar de dulces, bollos, patatas...
  • Hacer ejercicio cardiovascular diariamente.  
  • Agregar los ejercicios de fuerza a tu rutina -flexiones, sentadillas, estocadas...-
  • Si ya llevas haciendo lo anterior un tiempo, también hacer pesas.
  • Si has adoptado (o vas a adoptar)  todos los hábitos anteriores, doy por supuesto que fumar y beber alcohol no están entre tus hábitos ¿verdad?

Formando el hábito

Estos son algunos de los principios que has de seguir si quieres formar un hábito: 
  1. Asegúrate de que tu nuevo hábito sea algo social: por lo general contar con el apoyo de nuestro círculo social es una garantía para cumplir con nuestros cometidos. Y si tenemos la suerte de que los nuestros se apunten a nuestro nuevo hábito, será mucho más fácil de llevar a cabo.
  2. Implementa un nuevo hábito por vez: he aquí el claro ejemplo de los propósitos de año nuevo, si ponemos en marcha varios propósitos a la vez, terminaremos por no cumplir ninguno. Por ello, pon en marcha un hábito a la vez. Sí, ya sé que tú eres diferente y eres capaz de hacer más de una cosa por vez. Pero creeme, los hábitos son difíciles de formar ya que requieren de mucha fuerza de voluntad y energía. Si asumes muchos nuevos hábitos a la vez estarás abarcando demasiado y finalmente no estarás plenamente comprometido con ninguno.
  3. Haz de tu nuevo hábito tu máxima prioridad: la gente pospone sus hábitos a menudo porque está demasiado ocupada, demasiado cansada, porque no tiene tiempo. Si no tienes tiempo, es necesario que hagas tiempo para practicar tu nuevo hábito.
  4. Disfruta de tu nuevo hábito: es esencial que seas capaz de disfrutar de tu nuevo hábito, de esta manera lo mantendrás para siempre. Si estás a gusto llevando a cabo tu nuevo hábito no supondrá un gran sacrificio y será más fácil quede contigo para siempre. Disfruta de los cambios de hábito en el momento y no te preocupes por el resultado a largo plazo.

El paso más importante del viaje es el primero: proponerte el nuevo hábito. Después de eso, el paso decisivo es el que vas a tomar ahora: llevarlo a cabo. Así que anímate, da ese paso y disfruta del camino :)

 
Ale



Este post esta inspirado en el articulo: A Compact Guide to Creating the Fitness Habit escrito por Leo Babauta. Si quieres conocer más sobre hábitos saludables visita el Blog http://zenhabits.net/ en el que encontrarás varios articulos muy interesantes.