viernes, 29 de abril de 2011

Royal Wedding William & Kate II: the ceremony & the dress

Los invitados dentro de la Abadía de Westminster....
La capital inglesa espectante...


Y medio mundo pendiente de la llegada de los novios...
y sobre todo por descubrir el vestido de Kate Middleton...




William llegó acompañado por su hermano Harry.
Ambos luciendo uniforme de gala estaban guapisimos...


William, que cuando eramos pequeñas podía pasar por nuestro príncipe azul,
se veía feliz y enamorado.
Con gorro estaba guapo, pero cuando tuvo que quitárselo...
dejó de ser el príncipe encantador.


Su hermano Harry, sin embargo, ha mejorado con los años.
Muy guapo.
El comentario del día: ¡¡rollito real entre Harry y Pippa!!


Pero sin duda, la más esperada era Kate Middleton...


Y se desveló el misterio: el vestido de Kate fue diseñado por Sarah Burton para Alexander McQueen. Pippa estuvo en todo momento pendiente de su hermana... qué monas...
¡no todos los días tu hermana se convierte en princesa!

Kate "eligió la marca británica por la belleza de su artesanía y su respeto por la mano de obra tradicional y la construcción técnica de la ropa" según un comunicado de la residencia oficial del príncipe William.

El vestido se puede entender como un homenaje a la artesanía británica y al movimiento de las Arts & Crafts, que abogaba por la calidad de los materiales y la artesanía tradicional con formas simples y colores a menudo románticos.

Kate quería combinar tradición y modernidad con la visión artística que caracteriza el estilo del fallecido diseñador Alexander McQueen.

Kate irradiaba luz: su cara lo decía todo... enamorada y feliz.
Tiene una sonrisa preciosa.

El cuento de hadas seguía su curso:
el padre entregaba a su hija en el altar...


La ceremonia transcurrió entre gestos tan dulces como este...


Lo momentos más emotivos se vivieron casi al principio de la ceremonia con los votos matrimoniales.
Yo creo que se podía sentir la presencia tácita de Lady Di.



¡¡Qué bonito!!

Pero, de momento, ¡¡nada de beso!!


Just Married... la imagen habla por sí sola.


Mientras en Madrid, y más concretamente en mi oficina, lo vivíamos cual EL ACONTECIMIENTO, ya que una compañera se aseguró que no nos faltara de nada para la celebración... y no paraba de hacerle fotos a la tele... ¡como yo! jajaja No me esperaba pasarlo tan bien cuando salí de casa esta mañana.


Así salía Kate de Westminster... radiante, casada, princesa y feliz.
Les deseo toda la felicidad del mundo que,
en estos tiempos que corren, no es poco.



Y todavía quedaba el segundo momento más esperado...
¡¡EL BESO!!

Pero antes, os dejo con esta magnifica comparativa de trajes:


Belén Esteban, la princesa del pueblo &
Kate Middlenton, princesa de Gales y duquesa de Cambridge.

To be continued...