martes, 19 de abril de 2011

Inspired by . . . Perdona pero quiero casarme contigo

¡Palomitas para Alex!

La noche del Lunes experimenté una regresión directa a los 15 años, la histeria teenager... y lo que más importa:
¡unas risas y diversión como una enana!

Estuve en el preestreno de Madrid de Perdona pero quiero casarme contigo basada en el libro del Bestseller italiano Federico Moccia.


El autor de: A tres metros sobre el cielo, Tengo ganas de ti, Perdona si te llamo amor, Perdona pero quiero casarme contigo y Carolina se enamora (todos editados en España por Planeta ) estuvo en los cines Palafox de Madrid atendiendo amablemente a sus lectores.

Con Federico Moccia... friki y ¡feliz de la vida!

La literatura de Moccia se suele considerar juvenil, pero en el cine había gente de todas las edades y el Metro de Madrid (que es dónde realmente se ve qué lee la gente) siempre está inundado de sus libros. Personalmente (me he leído todos, menos el último); como enamorada del amor, la vida y la fantasía... sus novelas me resultan entretenidas y soñadoras; muy actuales pues siempre están llenas de referencias musicales, cinematográficas y como escenario, la bella ciudad de Roma.



 Y allí estaba yo... después de correr de clase de spinning a mi casa, coger el coche y recoger a Melissa en tiempo record; dedicada en cuerpo y alma a divertirme en el Hall del cine con Mel, haciéndonos fotos, riéndonos como descosidas y luchando por palomitas de maíz ¡dulces!


Por cierto, la película no debería llamarse "Perdona pero quiero casarme contigo", sino...
 ¡¿Perdona?! pero... quiero un hombre como Alex en mi vida ¡ya!



Lo de Raoul Bova (Alex en el film), es otro tema... No es casualidad que las dos películas comiencen con un... ¿¡¡PERDONA!!? ...
En fin, volvamos al tema... la tercera amiga en discordia que acudió al preestreno -cuyo nombre no revelaremos por salvaguardar su imagen pública- dice que le debemos dos horas de su vida. Lo cierto, es que la película es recomendable a cualquiera que le gusten las comedias románticas y los bombones (tanto Raoul Bova como Michela Quatrochiocche -Nikki- lo son). Detractores del amor y la ñoñería: abstenerse.

Como broche de oro de este post que puede sentenciarme de por vida, sólo puedo añadir una imagen. Y como digo siempre: una imagen vale más que mil palabras:

Besos y ¡Felices Vacaciones de Semana Santa!,
Ale Samaniego