viernes, 1 de abril de 2011

Inspired by . . . El día que aprendí a volar

¿Quién no soñó de pequeñito en poder tener alas y volar?

Y según fuimos creciendo... ¿Quién no desearía poder tener esa capacidad que sólo tienen las aves, los aviones y los super héroes?
Volar....
...moverse por el aire, sentirse libre...

En Octubre del año pasado aprendí a volar...


En pleno atardecer, en Ocaña (Madrid), una avioneta nos elevó a más de 4.000 metros de altura... 


60 segundos de increíble caída libre... la emoción a flor de piel y la adrenalina al máximo. Durante unos 6 minutos, a 200 km/h disfruté del vuelo... del sol escondiéndose tímidamente, casi tocando las nubes, recreándome con las preciosas vistas de Madrid... gritando y disfrutando como una loca...


Salté en tándem y volé por primera vez. Pero esta experiencia fue mucho más que un salto y unos minutos en el aire...

Antes de subir a la avioneta "metí dentro de una bolsa negra de basura todos los momentos y situaciones menos buenas que había experimentado a lo largo de mi vida. Limpié mi corazón y mi cabeza de cualquier sentimiento y pensamiento que no fuera positivo y los metí también en la bolsa, la até bien y me la subí a la avioneta.

Cuando ya había subido los más de 4.000 metros y llegó el momento de saltar me acerqué a la puerta, el instructor dio la orden y ¡saltamos! y en ese preciso momento le dije a esa bolsa negra: ¡adiós, hasta nunca!. Me liberé de todas esas cosas menos buenas para fundirme en el aire y sentir esa ansiada paz, felicidad y libertad."

Cumplí mi sueño... aprendí a volar... no sólo por el cielo, sino también con la imaginación, con la fuerza de ser la dueña de mi vida y de los momentos y situaciones que quiero vivir;  y sobre todo de tener en mi corazón y en mi cabeza sólo sentimientos y pensamientos positivos para mí y para los que me rodean.

Cuando aterrizamos... no podía parar de sonreír, sentirme agradecida a la vida, sentirme feliz ...
¡plenamente feliz!


 
El viaje de la vida sigue... y yo seguiré volando.

Besos, Ale Samaniego